Sucesiones

El derecho de sucesiones establece las reglas de reparto de la herencia entre los distintos herederos (hijos, cónyuge sobreviviente, padres, hermanos, etc.). Esta transmisión se lleva a cabo según normas de obligado cumplimiento, como, por ejemplo, la existencia en determinados casos en el derecho francés de una reserva hereditaria en beneficio de los hijos y del cónyuge sobreviviente, pero también según la voluntad del difunto que puede ejercer un acto de liberalidad en vida o a su muerte dentro del límite de la cuota disponible. También se ocupa de la liquidación y reparto de la herencia que debe ir precedida, en determinados casos, de la liquidación del régimen matrimonial.

La sucesión puede ser de ámbito internacional, lo que hace que esta pueda ser aún más compleja. Cada vez es más frecuente, por ejemplo, que una persona fallezca en el extranjero o que deje, al fallecer, bienes en un país distinto al de su nacionalidad o residencia.

Las desavenencias entre los herederos son frecuentes. El bufete le informa de los derechos que le corresponden en la sucesión, así como de las correspondientes obligaciones fiscales.

En función de su condición de heredero forzoso, cónyuge sobreviviente, legatario particular, a título particular o universal, o, incluso, si es beneficiario de un seguro de vida, le informamos de las opciones de que dispone.

Le apoyamos durante todo el proceso de sucesión: durante la redacción de la declaración de sucesión, el acta de notoriedad, el acta del reparto e, incluso, durante las reuniones con el notario encargado de la sucesión.

Mientras espera a que se realice la sucesión le asesoramos sobre la gestión de la indivisión de la herencia.

Priorizamos las negociaciones y el reparto amistoso. En caso de que no sea posible, podemos representarle en la partición judicial para poner fin a la indivisión de la herencia entre los coherederos.

Noticias
No se han encontrado entradas.